ÚltimAs NOTICIAS
16/04/2018
CTM 60: Nuestra elegida y destacada en el hogar
Poderosa y pequeña, hoy venimos a presentarte la electrobomba monobloc con impulsor periférico CTM 60, una aliada clave cuyo accionar es vital para el...
Más info
16/04/2018
Marcos Paz: incorporan equipos solares para el llenado de un arroyo artificial
Nada mejor que un buen ejemplo para entender cómo funcionan nuestros equipos: en Marcos Paz, provincia de Buenos Aires, un productor eligió un Fhoton ...
Más info
15/12/2017
Nueva bomba periférica CTM 60
Cerramos el 2017 con una novedad para nuestros clientes: se trata de la más reciente incorporación a las líneas comercializadas por Rotor Pump, especi...
Más info
Noticias anteriores

Noticias





Cómo elegir la mejor bomba presurizadora según el uso y la instalación

En este artículo repasamos una serie de preguntas para entender bien en qué situaciones es conveniente utilizar bombas presurizadoras, y a partir de eso, elegir cuál es la mejor opción.

Una bomba clave para incorporar en casa y así lograr una provisión de agua con presión lo suficientemente alta como para garantizar confort, es la familia de bombas presurizadoras. Las bombas presurizadoras trabajan acoplándose a nuestros circuitos, entonces, para entender cuál es la mejor opción para sumar en nuestro hogar, es importante hacerse una serie de preguntas, como:

¿Qué circuito de la casa queremos dotar de mayor presión? ¿Por allí pasa agua fría o agua caliente? ¿Cómo es la reserva desde donde se alimenta el equipo? ¿Es un tanque cisterna o tanque elevado?¿Se trata de instalaciones nuevas o ya con años de antigüedad? ¿Para qué vamos a utilizar el agua en casa: para abastecer baño y cocina simplemente o también pequeños sistemas de riego, por ejemplo?

Todas estas preguntas ayudan a ser como una suerte de guía para elegir mejor la bomba presurizadora Rotor Pump que vamos a incorporar.

¿Cuál va a ser la fuente de abastecimiento?

En el caso de que tengamos un tanque cisterna, las electrobombas centrífugas con dispositivos electrónicos -tales como la Presscontrol, Ecopress, Masscontrol, Mondial Press o Brio, por citar algunos ejemplos- funcionan cada vez que se produce un consumo, o cada vez que varía la presión en la instalación. Es decir: las bombas reciben la señal de que se activa el paso de agua, y allí es cuando actúan. De esta manera se mantiene siempre presurizada la cañería.

El equipo reacciona según la demanda de la instalación, que a su vez depende de la reacción de la bomba y su dimensionamiento. Un dato importante a tener en cuenta es que la presión de corte estará dada por la máxima presión de la electrobomba.

Estas bombas brindan protección contra funcionamiento en vacío y permiten abastecer de a 4 a 6 salidas de consumo en simultáneo (por ejemplo, 4 duchas, 6 canillas, etc). Su diseño suele ser compacto, lo que las hace fácilmente maniobrables a la hora de instalarlas en espacios reducidos, y como todos los productos que comercializamos, cuentan con una proyección de larga vida útil.



Por otra parte, hay otros dispositivos que necesitan presión positiva o un tanque elevado para poder funcionar. Tal es el caso de aquellos que comandan la electrobomba a través del flujo sin mantener presurizado el circuito cuando está apagada la bomba. A la bomba centrífuga se le suele acoplar un sensor de flujo - puede ser el Flow Pump o el Press Flow. Es ideal para cañerías tanto nuevas como antiguas. Este controlador es de reducidas dimensiones y, al manejarse por flujo, la cañería no queda presurizada, permitiendo la utilización de bombas de potencias reducidas tales como bombas recirculadoras de calefacción y sanitarias. Por eso, insistimos, es muy importante preguntarse cuáles van a ser los principales usos del circuito, y así poder elegir la mejor opción.



Las bombas presurizadoras JollyPress también trabajan con tanque elevado. Aportan un incremento de 9 y 12 metros -como máximo- sin someter la instalación a elevadas presiones. De esta forma se evitan riesgos de pérdida o rotura ya que el incremento no es tan brusco. Cuentan con un sensor de flujo magnético que mantiene presurizada la cañería solamente cuando se consume agua, es decir: se accionan de forma automática, recibiendo la orden de enviar el agua para el consumo tras la indicación de apertura de la canilla. Al cerrarse, se apaga. Esto no deja presurizada la cañería constantemente. Es compacta y silenciosa y permite tener de 2 a 4 consumos en simultáneo.



Otro de nuestros elegidos para esta descripción es el sistema hidroneumático. Formado por una bomba centrífuga, un tanque y un presóstato, permite regular el rango de funcionamiento. El tanque acumula agua para un consumo instantáneo el cual, estando correctamente dimensionado, garantiza que la electrobomba no va a funcionar ante consumos mínimos. Éste actúa como reserva en la instalación para absorber los consumos normales y otros tales como pérdidas por mal cierre en la grifería, canilla goteando, etc.

Por último y como funcionamiento más armónico tanto de presión como de consumo energético, la opción máxima es la de un controlador mediante velocidad variable. ¿Qué son? Son complementos que trabajan en dúo con las bombas centrífugas. Tal es el caso del dispositivo Sirio. Se complementa con tanques hidroneumáticos de membrana intercambiable o fija. Son equipos que evitan golpes de ariete -una amenaza mortal a largo plazo para nuestros circuitos- gracias a las paradas suaves que proponen y la programación en caso de ser mutibombas. Protegen electrónicamente a los motores y evitan el funcionamiento en seco, marcado en el ABC de las bombas como una trampa también mortal para ellas.